Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 25 de abril de 2013

Curiosidades 5 


Si tratas de contener un estornudo, puedes romper un vaso sanguíneo en la cabeza o el cuello y morir.


 El frenillo que va debajo de la lengua sirve para que uno no se la trague y se ahogue con ella.